Por crisis de agua, inhabilitan al alcalde de Yopal por 13 años

Tras varios aplazamientos, este martes se conoció la sanción disciplinaria que por el problema de desabastecimiento del agua en Yopal (Casanare) deberá responder el alcalde de esa ciudad Willman Celemín.

La Procuraduría lo destituyó e inhabilitó por 13 años para ejercer cargos públicos, en primera instancia. Sobre Celemín ya pesa unasanción disciplinaria de 11 años por temas de contratación en la capital del Casanare.

En el pliego de cargos que le imputó el Ministerio Público por el tema del agua señala que el mandatario: “Ha retardado injustificadamente el ejercicio de las funciones propias de su cargo relativas a garantizar la prestación efectiva del servicio público de agua potable en el referido municipio, comportamiento con el que ha permitido que se origine un riesgo grave y un deterioro para la salud humana de la población en Yopal”.

Y es que de acuerdo a la investigación de la Procuraduría, “las actuaciones de Willman Celemín resultan retardadas, pues a pesar de conocer la problemática mucho antes de tomar posesión como jefe del ente territorial, no actuó de forma preventiva, propositiva en inmediata en aras de asegurar la prestación eficiente del servicio domiciliario de acueducto, llevando agua potable a la ciudadanía”. Además, “el alcalde de Yopal sabía de la problemática, tanto que fue parte de su programa de campaña. Sin embargo no hizo nada”.

Ante esto, el alcalde Celemín se ha defendido. “Se ha dicho que no he hecho nada, lo dicen acá en Bogotá y los organismos de control. Pero hay que dejar claro que yo recibí una ciudad sin agua. Y en 15 meses que tuve el manejo de la empresa de Acueducto y Alcantarillado de Yopal, sacamos adelante tres proyectos: los pozos profundos, la planta de tratamiento y los estudios y diseños de un sistema de acueducto para Yopal (…) Uno sí entiende la comunidad, tres años sin agua, pero también deben entender que un estudio para un acueducto pensando en 40 años y con proyección de 500 mil habitantes, toma mucho tiempo”, dijo el mandatario de Yopal en una reciente audiencia en el Ministerio Público.

Según la Procuraduría, desde junio del 2012, cuando Celemín ya llevaba seis meses en el cargo, se le advirtió sobre la situación y se determinaron varias medidas cautelares, una de esas era garantizar que el agua que se estuviera suministrando fuera apta para el consumo humano.

Sin embargo, no las acogió. Tanto que dentro del material probatorio que tiene la Procuraduría: “Existen serios elementos de juicio que permiten inferir que la falta de actuación del señor alcalde ha originado un riesgo grave e incluso un deterioro para la salud de la comunidad del municipio de Yopal (…) El despacho cuente con información que señala que de enero del 2012 a julio 2013, en Yopal solo se contó con agua apta para el consumo humano durante dos meses, enero y febrero del 2013”.

La situación llegó a un punto tan extremo que el año pasado se decretó una alerta epidemiológica por el aumento inusitado de casos de enfermedad diarreica aguda de origen infeccioso ocasionado por el agua suministrada a la población. Entonces, al menos 17 estudiantes de una institución educativa intoxicados por esta razón.

Otro de los puntos que el ente disciplinario investigó es el que tiene que ver celebración del contrato 590 de 2013 con la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Yopal para la construcción de la planta de potabilización, objeto que no fue ejecutado directamente por esa empresa y que finalmente no cumplió con su objeto.

“Participó en la etapa contractual con aparente desconocimiento de los principios de transparencia, responsabilidad, y de economía (…) la actuación del señor alcalde frente a los sucesos presentados con la ejecución fue limitada, comportamiento pasivo que finalmente redundó en que dicho proyecto haya sido un ‘fracaso’, como lo han calificado las autoridades judiciales, y que haya tenido tantos tropiezos incluyendo el colapso del primero de los tanques construidos”, advirtió la Procuraduría.​

JUSTICIA

Tomado de eltiempo.com

12 septiembre, 2014