CTI captura a tres involucrados en ‘chuzadas’

El martes pasado el fiscal general, Eduardo Montealegre, anunció que su entidad detectó que miembros de la inteligencia de la fuerza pública estarían detrás de las interceptaciones a Humberto De la Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno en la mesa de La Habana.

Pero fue más allá. Dijo que la Fiscalía estaba lista para solicitar cuatro órdenes de captura por interceptaciones ilegales, realizadas desde algunos centros ‘fachada’. Allí mencionó la famosa ‘Andrómeda’, descubierta por periodistas de Semana.com meses atrás.

Dicho y hecho. Este viernes la Fiscalía le pidió a un juez las órdenes de captura de tres de las cuatro personas identificadas que estarían detrás de las ‘chuzadas’. Se trata de Carlos Alberto Betancur, alias ‘Bender’, Cabo del Ejército, Luis Humberto Moreno Montes, que tiene el mismo grado y Wilson Leonardo Torres, funcionario de la Dirección Nacional de Inteligencia. Todos se encuentran en custodia del CTI.

Según las primeras informaciones, los tres capturados hacen parte del grupo de personas que participaron en las denominadas ‘chuzadas’ de la fachada Andrómeda, descubierta por Semana.com. Estas personas estarían ligadas al ‘hacker’ Andrés Sepúlveda.

Según le confirmaron a este portal funcionarios de la Fiscalía, estas personas, luego de descubierta la fachada Andrómeda, continuaron interceptando desde la oficina de Andrés Sepúlveda. Según conoció Semana.com los capturados habrían traficado con información obtenida en Andrómeda. Los datos indican que esa información iba a parar a manos de Sepúlveda, quien está identificado como la persona que intentó sabotear las conversaciones de paz en La Habana.

Mientras esto ocurre las autoridades siguen adelante en la investigación por las ‘chuzadas’ al jefe de la delegación de los diálogos de paz en la Habana, Humberto de la Calle. El pasado sábado, de la Calle sorprendió al país al informar desde La Habana que sus comunicaciones privadas estaban siendo chuzadas.

De la Calle reveló que su teléfono celular, su computador personal y su iPad habían sido objeto de intentos de interceptaciones, lo que a su juicio era inaceptable porque él y su equipo de trabajo han actuado con absoluta transparencia.

De la Calle hizo la denuncia en un comunicado divulgado en la sede de los diálogos de paz. Según su relato, contaba esto basado en información recibida por las autoridades de Colombia en Bogotá. “En operaciones ilegales fueron infiltradas mis comunicaciones personales”, argumentó.

Según el negociador, los autores de este delito en al menos 17 ocasiones intentaron acceder a su computador para escudriñar en sus cuentas de correo electrónico.

En ese instante el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón reaccionó con firmeza y calificó de “inaceptable” la infiltración ilegal de comunicaciones electrónicas. “Cualquier intento de abusar, de acceder a la vida privada, a los derechos que tenga cualquier ciudadano y de manera especial a aquellos que están en el equipo negociador es inaceptable, inaceptable desde cualquier punto de vista”.

Al respecto, el ministro de Defensa agregó que De la Calle “tenía algunas preocupaciones” sobre la seguridad de sus comunicaciones electrónicas personales y por eso se le pidió a la Policía que hiciera una evaluación de la situación, y fue así como se descubrió el acceso ilegal.

Según el ministro, “es de esa manera como los técnicos expertos de la Policía Nacional identifican algunos elementos que permiten expresar las preocupaciones que el doctor De la Calle ha mencionado”.

Pinzón agregó que el funcionario seguramente decidió hacer público el hallazgo de las infiltraciones ilegales “precisamente por ser una persona pública y por ser el jefe del equipo negociador”, para anticiparse a cualquier intento de “enlodar” su nombre que pueda aparecer en el futuro.

De la Calle consideró “inadmisible” y “lamentable” la práctica de la infiltración de la que fue objeto, y defendió que “la transparencia con la que la delegación del Gobierno ha manejado la información relacionada con las conversaciones de paz con las FARC no tiene discusión”

Tomado de semana.com

4 octubre, 2014